if ($skins_show == "0") {?>
 
Conoce 'SICKHOUSE' la primera película hecha en Snapchat
Publicado el 17 - Jun - 2016
 
 
Una historia de terror que borra las líneas entre la realidad y la ficción. - ENFILME.COM
 
 
 

Hannah Macpherson ha creado la primera película hecha con Snapchat, es decir, 10 segundos a la vez. Se llama Sickhouse y es una historia de terror que parecía desarrollarse en tiempo real durante 5 días. Los seguidores de Andrea Russett seguían sin enterarse de qué se trataba cuando ella comenzó a subir clips en su cuenta de la red social.

Un primo perdido hace mucho tiempo, Taylor, viene a visitar a Andrea Russett a Venice Beach, lo que los inspira a improvisar un viaje por carretera  una casa encantada conocida como Sickhouse. Entonces las cosas se ponen obscuras. “¿Esto es real?” escribió alguien en Twitter, “Su primo es tan espeluznante”.

Mientras que algunos realizadores han experimentado filmado con tecnología de los nuevos medios (por ejemplo, la película de 2015, Unfriended, filmada exclusivamente por medio de Skype), muy pocos se han casado con uno de estos medios como un método de distribución. Como si de una moderna reencarnación de Orson Welles que transmitió War of the Worlds en el radio, Sickhouse pone a prueba a la audiencia para participar en la distribución de la historia a través de la misma plataforma en la que fue concebida. Después del lanzamiento en Snapchat, los realizadores expandieron la película a una versión de 80 minutos para funcionar bajo el sistema de distribución Video On Demand.

A lo largo de su emisión, Sickhouse acumuló una audiencia de 100 millones de espectadores en Snapchat que cada vez estaban más preocupados por Andrea Russett. La directora dijo a No Film School, “Yo estaba interesada en que podríamos sorprender a la gente que usa Sanapchat porque confían en que lo que están viendo en los clips es real. Me encantó  la idea de que podríamos borrar las líneas divisorias entre la verdad y la ficción y parecía obvio que debíamos hacer algo que provocara miedo.”

Los realizadores normalmente se sienten separados de la audiencia en la producción de la película, la audiencia es una entidad teórica y nebulosa con la cual interactuar en el futuro. Pero al lanzar su película en Snapchat, Macpherson efectivamente disolvió la barrera entre ella y su audiencia. Sickhouse le permitió recibir gratificaciones como artista de una forma inmediata con una oleada de respuestas, incluso en otras redes sociales como Twitter en las que empezaron a aparecer cuentas que funcionaban como historias de fan fiction sobre el relato.

La directora sabía que si quería lograr un verdadero nivel de autenticidad en su película, debía encontrar a los actores adecuados. Sin embargo, en este caso “el actor adecuado”, no sólo estaba caracterizado por la credibilidad, sino que debía tener presencia en esa red social, ser una estrella en Snapchat y además tenía que estar dispuesto a usar su cuenta como plataforma para la primera distribución de la película.

Afortunadamente, Macpherson encontró a Russett de la que dijo “Andrea fue perfecta porque tiene mucho talento y estaba muy entusiasmada con el concepto que estábamos construyendo”. Además de tener un profundo conocimiento de la cultura juvenil y la capacidad de “hablar su idioma”, Russett tenía ya medio millón de seguidores de Snapchat.

Después Macpherson agregó a Sean O’Donnell al reparto, un actor con gran presencia en Instagram que ya conocía personalmente a Russett. “Se sentía muy creíble como el amigo de ella y quizá más, que iban a acampar juntos”, dijo  la directora. Para elegir al actor que representaría al primo Taylor, fue una historia completamente distinta, “fue un reto porque necesitábamos a alguien completamente desconocido, para que la gente creyera que era el primo de Andrea que veía de otro pueblo”.

Y aunque la directora se preparó para la filmación había muchos elementos qué manipular para poder tener el control. Los clips de Snapchat tienen un límite de duración de 10 segundos, así que tanto Macpherson como el equipo de filmación debían trabajar con tomas muy cortas. Además Snapchat no permite a los usuarios guardar videos, por lo que debían tomar decisiones muy definitivas con cada toma. Si una escena salía bien, tenían que subirla inmediatamente o arriesgarse a perderla en el futuro con otras tomas. Y además la imagen del video es vertical que hizo que la directora cambiara todas sus preconcepciones sobre los encuadres.

“Abrazamos estos retos que son muy emocionantes y los usamos a nuestro favor, especialmente cuando llegamos a los momentos de miedo. Amo la restricción de los 10 segundos porque hace que la audiencia se sienta como que están espiando, así que jugamos mucho con la onda voyeurista. El encuadre vertical es realmente genial, aporta una sensación tétrica a las tomas porque genera claustrofobia y aislamiento”, dijo Macpherson.

Aunque la directora escribió un guion muy detallado, los diálogos fueron improvisados en gran medida. Eso ayudó a que los actores crearan una experiencia distinta. “Les pedí a los actores que desecharan algo si sentían que lo hacíamos sentir falso. Ellos saben mejor”. Las imágenes de la película incluyen también las herramientas de la red social, como el texto en la pantalla.

Sólo el 70% de la película se subió a la plataforma, para tener material extra en la comercialización.

A continuación te compartimos un video de Sickhouse.

 

 

NVL(@Natmond22)

Fuente: No Film School

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Venecia 2016: ‘La La Land’, de Damien Chazelle,...
SIGUIENTE
NOTAS
Las 30 películas más confusas en la historia del...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Trailer: si '50 sombras de Grey' fuera...


EN PANTALLA
Los descendientes


NOTAS
Video: 'A$$ (.) (.) and Guns:...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados