if ($skins_show == "0") {?>
 
Las mejores escenas sexuales de lo que va del siglo XXI: desde ‘Y tú mamá también’, hasta ‘Call Me By Your Name’
Publicado el 12 - Dic - 2017
 
 
Presentamos las mejores escenas sexuales de lo que va del siglo XXI. - ENFILME.COM
 
 
 

¿Qué hace una escena sexual sexy? O, más bien, ¿qué hace que una escena sexual sea buena? Estas preguntas que podrían parecer superficiales, han tomado gran importancia en los últimos años, acompañadas de anécdotas de lo que ocurre detrás de cámaras para crear momentos memorables. Y aunque nos alejamos lentamente de la mirada masculina que ha fungido como la perspectiva dominante del amor, del sexo y de todo lo demás, aún queda un largo camino por recorrer.

De cualquier modo, ha habido mucho que celebrar al respecto en los últimos 17 años: numerosos directores de gran apertura al sexo positivo, a no ser prejuiciosos, han filmado grandes escenas llenas de seducción y ternura. No hay nada de ‘misionero’ en las escenas que enlistamos abajo, pero hay gran sustancia cinematográfica.

20. Secretary (2002)

El drama romántico de Steven Shainberg (Rupture, 2016) es bastante pegajoso —especialmente en estos días—, pues detalla la relación sadomasoquista entre una secretaria tímida, Lee (Maggie Gyllenhaal) y su demandante jefe (James Spader). Mientras que la película comienza tratando elegantemente lo sexual, eventualmente se sumerge en aguas más violentas, utilizando el mecanismo de explorar los traumas del pasado para ser curados por el amor. En un inicio, el Señor Grey se rehúsa a entregarse a Lee, pero, inevitablemente, termina por ser domado y empujado al verdadero romance. Ambos consuman esa decisión en una escena tierna, de verdadero amor, que sigue conteniéndose como en las escenas anteriores, pero con una emoción indomable.

Secretary

19. American Honey (2016)

Andrea Arnold (Wasp, 2003) retrata a la juventud desenfrenada a través del romance de Star (Sasha Lane) y Jake (Shia LaBeouf), el cual está compuesto de verdadera química, a pesar de que ambos personajes saben que los resultados serán fatales. A medida que la pareja y sus acompañantes viajan alrededor del país en busca de unos dólares y bebidas, Star y Jake se acercan cada vez más. Parte del placer del romance es la tensión que existe entre ellos porque Jake nunca cede del todo. Sin embargo, después de un día realmente malo, en el que Jake logra salvar a Star de una situación difícil, ambos huyen con un automóvil robado hacia el atardecer. Es ahí donde finalmente consuman su atracción en una escena sexual nebulosa, sensual y con una sensación oscilante entre la satisfacción y el peligro.

American Honey

18. Weekend (2011)

El debut de Andrew Haigh (Lean on Pete, 2017) incluye dos suntuosas escenas sexuales, pero es aquella que no vemos, la que nos altera. Haigh combina ingeniosamente la única emoción posible que puede sentirse con un extraño con aquella que se siente después de generarse una conexión con una persona que realmente te gusta. Cuando Glen (Chris New) convence a Russell (Tom Cullen) de que cuente los detalles enfrente de la grabadora, nos enteramos de que Russell es más bien tímido respecto al sexo. Es precisamente a través del recuento tímido de Russel y del insolente aullido de Glen que los amantes comparten con nosotros la experiencia de su primera noche juntos: alguien dudó en quitarse la camisa, alguien más tiene un “algo” con las axilas. La dinámica interpersonal es clara; los detalles más crudos se hicieron íntimos debido a su ausencia. Es hasta después, que podremos presenciar el vello pegajoso del estómago, o las exhalaciones mesuradas, cada una representada con gran erotismo. Pero es ese primer encuentro, el que nunca vemos, el más importante de la película.

Weekend

17. Her (2013)

Era sólo cuestión de tiempo antes de que tuviéramos escenas sexuales memorables, en las que no existiese ninguna clase de contacto físico. La historia de amor virtual de Spike Jonze (Being John Malkovich, 1999) es una de las más emotivas de los últimos años, no a pesar del componente digital, sino gracias a él —ninguna otra película retrata de manera tan vívida y precisa los las experiencias contemporáneas. Como casi todo lo demás en Her, el primer encuentro físico entre Theodore y Samantha pudo haber pasado por ridículo o risible, sino hubiera estado a cargo de Jonze, Joaquin Phoenix y Scarlett Johansson. La escena en cuestión consiste en poco más que él diciéndole a ella lo que le haría si, realmente, estuvieran juntos, sin embargo, está cargada de tanta tensión que, a pesar de todo, se siente como cualquier escena que hubiera sido grabada en un set diminuto. La pantalla se funde en negro, dejándonos imaginar el escenario en general y escuchando, únicamente, las palabras de Theodore: “Yo te siento muy real” (“You feel real to me”).

Her

16. Team America: World Police (2004)

El momento más famoso de la segunda película de los creadores de South Park, Trey Parker y Matt Stone, es también la más graciosa. Después de profesarse mutuamente su amor, dos miembros de la fuerza contra el terrorismo, se unen en el momento sexual entre marionetas más gráfico que se haya visto. Primero con una sensualidad callada y, después, con un nivel de pasión que no podría representarse en ninguna película con seres humanos. La escena es bastante larga, porque no es sino hasta que Parker y Stone se restringen a sí mismo que termina. Es también una de las escenas más ridículas que ambos hayan hecho, y eso es mucho decir. Las escenas sexuales también pueden ser graciosas.

Team America: World police sex scene

15. Love (2015)

La película de Gaspar Noé (Irreversible, 2002) contiene algunas de las escenas sexuales más gráficas de la historia y, además, estaban diseñadas para ser mostradas en 3D. Pero ninguna de ellas es tan estimulante, eróticamente, como el trío inicial que provoca el resto de la película. Filmada con una energía pulsante que captura la atracción carnal de los personajes, Noé crea una escena sexual que realmente puede sentirse como una relación de intercambio y juego entre ellos. Lo que ocurre después, son prácticamente las secuelas de dicho trío.

Love

14. Anomalisa (2015)

El siglo XXI ha dado dos grandes escenas sexuales con marionetas como protagonistas, pero ahí donde Team America exagera, Anomalisa es profunda e íntima.  Los personajes de Charlie Kaufman (Eternal Sunshine of a Spotless Mind, 2004) son inseguros e imperfectos en un modo sumamente humano, lo que provoca que dos marionetas practicando el sexo oral se perciba raro, dulce y, finalmente, esperanzador. No esperas que la escena realmente te altere del modo como lo hace, pero ocurre porque tienes enfrente a dos almas heridas realizando, al fin, una conexión profunda y humana.

Anomalisa

13. Gone Girl (2014)

Con la actuación que le valió ser nominada a Mejor Actriz, Rosamund Pike (A United Kingdom, 2016) entregó una escena sexual diabólica, en la cual ella es la única sobreviviente. Para castigar a su esposo Nick (Ben Affleck), la sádica Amy (Pike) primero lo inculpa por su asesinato y, después, decide regresar a casa. La forma de justificar su desaparición, es diciendo que ha sido violada: mientras tenía sexo con su exnovio, Desi (Neil Patrick Harris), Amy toma una navaja escondida debajo de la almohada y le corta la garganta justo durante el orgasmo. Bañada en sangre, Amy conduce a su casa, donde colapsa en los brazos de Nick y a la vista de todos los paparazzi.

Gone Girl

12. Carol (2015)

Uno de los aspectos más bellos de Carol (Dir. Todd Haynes) es la cantidad de emoción que se sostiene en una sola mirada entre Carol (Cate Blanchet) y Therese (Rooney Mara), tensión que se mantiene hasta la eventual escena sexual, donde es liberada. La atracción entre Carol y Therese es innegable. Mientras se hospedan en un sucio motel de Iowa, Carol se para detrás de Therese mirándola a través del espejo de enfrente y antes de sumirse en un apasionado beso. Luego, la recuesta en la cama y la acaricia con las manos y con los labios, explorándola. La escena está llena de pasión, pues ambas no pueden saciarse una de la otra. Es erótica y hermosa, pero también triste, pues nosotros y Carol sabemos que será el fin.

Carol

11. Call Me By Your Name (2017)

La película de Luca Guadagnino (A Bigger Splash, 2015) rebosa de erotismo y romanticismo en todo momento gracias al deslumbrante escenario italiano, pero también por la química surgida entre Timothée Chalamet (Interestelar, 2014) y Armie Hammer (The Social Network, 2010). Si bien los acuerdos contractuales limitan a la película en escenas sexuales más tradicionales, Chalamet y Hammer se las ingenian para entregarnos algo inusual y bello. Como Elio, Chalamet es todo hormonas, nervios y deseos, lo que eventualmente lo lleva a experimentar y a tener un encuentro penetrante para los dos.

Call Me by Your Name

10. Swimming Pool (2003)   

La imaginación alucinante de François Ozon (Frantz, 2016) nos hace sentir que la película no es sino un sueño erótico, pero lo que hace de esta película algo realmente seductor es la delgada línea, a veces borrosa, entre el deseo secreto y la lujuria manifiesta. Es una dinámica que funciona perfectamente en la relación entre una escritora británica de mediana edad (Charlotte Rampling) y la adolescente francesa deliberadamente sexual (Ludivine Sagnier). En esta escena, la cámara explora el cuerpo al sol de la joven mujer hasta casi acariciarlo, cuando aparece la sombra de Rampling y Ozon rompe la continuidad y nos sumerge en una ensoñación donde Sagnier está tocándose a sí misma. Los ojos cerrados mientras se masturba. El sonido podría ser una experiencia compartida, pero permanece en lo privado y perverso.

Swimming Pool

9. Tigerland (2000)

Serán perdonados por no haber visto Tigerland (Joel Schumacher); muy pocos la vieron. Pero, después de esta película, Colin Farrell (The Lobster, 2015) fue buscado por todo mundo.

Farrell hace el papel de Roland Bozz, un joven soldado rebelde que se especializa en ayudar a otros jóvenes a dejar la guerra y huir. En una ocasión, Farrell y el miembro más conservador de la unidad (Matthew Davis) se escabullen hacia un club de strippers, donde conocen a dos encantadoras mujeres (Arian Ash y Haven Gaston). Roland anuncia que ha reservado un cuarto de hotel donde pueden ira “coger hasta que la guerra termine” (“fuck until the war’s over”). No duran mucho tiempo ahí, pero los cuatro actores se las arreglan para entregarnos una de las mejores escenas sexuales del siglo (y una de las más ruidosas). Queda claro que hay mejores cosas en la vida para hacer que morir por la guerra de nadie.

Tigerland

8. Moonlight (2016)

No hay nada más sensual o emocionante que el hecho de que alguien más te masturbe en una playa. Chiron es un adolescente cuando este primer encuentro sexual ocurre: los sonidos del viento y del océano se mezclan con la imagen de las manos. Vemos a los dos personajes desde atrás: la cabeza de Chiron recargada en el hombro de Kevin. Es un momento delicado y de paz para Chiron. Todos los problemas se esfuman en el mar.

Jharrel Jerome and Ashton Sanders in

7. The Dreamers (2003)

La primera de muchas escenas sexuales en The Dreamers (Bernardo Bertolucci) es…, bueno es un desastre. Después de andar varias semanas con un par de gemelas francesas incestuosas, Michael Pitt, Eva Green y Louis Garret, se esconden del tumulto provocado por las marchas del 68 en París jugando toda clase de juegos sexuales.

The Dreamers

6. Mulholland Drive (2001)

La obra maestra de David Lynch (Eraserhead, 1977) varía entre lo horrible y lo surreal de una escena a la siguiente, pero, extrañamente, no deja de ser conmovedora. La escena de amor entre Betty y Rita combina todo ello y más. Finalmente vemos, no sólo las formas como se desean mutuamente, sino, en un nivel más profundo que nunca comprenderán del todo, el hecho de que no pueden existir una sin la otra.

Mulholland Drive

5. Brokeback Mountain (2005)

En un rancho en Wyoming, el pastor de ovejas Jack (Jake Gyllenhaal) y el cocinero Ennis (Heath Ledger), se mezclan inesperadamente en la conmovedora película de Ang Lee (Life of Pi, 2012). Después de ganarse mutuamente la confianza, Jack llama a Ennis a su tienda de acampar cuando se apaga el fuego, donde pasan la noche. Luego, Ennis se despierta horrorizado de compartir un espacio tan íntimo con otro hombre, pero Jack, tomándolo por los hombros, lo tranquiliza. Antes de tener sexo, Ennis sufre una batalla mental entre el permanecer como un hombre “aceptable” y el ceder a su deseo.

Brokeback Mountain

4. Blue Valentine (2010)

Cindy se encuentra en el borde de la cama temblando, mientras Dean le quita las botas, le desliza hacia abajo la ropa interior y le realiza sexo oral. No es una escena gráfica, no hay desnudos, sino que lo que presenciamos es el placer de Cindy, escuchamos sus jadeos y gemidos, mezclados con las exhalaciones amortiguadas de Dean. Cindy toma del cabello a Dean susurrando “todavía no, todavía no” (“not yet, not yet”) ansiosa por aferrarse a ese momento de alegría. La película generó controversia debido a esa escena, razón por la cual Ryan Gosling (La La Land, 2016) habló de la doble moral del cine, destacando que hay muchas películas que muestran el sexo oral realizado por mujeres y que nunca han sido etiquetadas como pornográficas.

Blue Valentine

3. Y tu mamá también (2001)

La confianza sexual entre Julio y Tenoch colapsa con un gran efecto cómico, debido a los encuentros que viven individualmente con Luisa, cuyos deseos expresan una frustración emocional más profunda. Sin embargo, más adelante los tres amigos tienen una pelea que por poco destruye su amistad. La reconciliación se da en un bar polvoriento estabilizando finalmente la química entre los tres. La escena sexual que sigue a ello, es diferente a las anteriores, pues se desarrolla con una pasión lenta dando un giro a lo homoerótico de manera inesperada, resaltando aspectos tácitos en la relación entre Julio y Tenoch. Alfonso Cuarón (Graviti, 2013) escenifica está unión bisexual menos como una revelación y más como un resultado inevitable del fuerte vínculo que tenían los tres.

Y Tu Mama Tambien

2. The Handmaiden (2016)

La primera escena sexual de la película está cargada de momentos íntimos entre Lady Hideko (Kim Min-hee) y su sirvienta (Kim Tae-ri), rompiendo con los roles y estructuras jerárquicas que tendrían que respetar. La escena se construye lentamente en torno a la capacidad de las dos mujeres, a través del diálogo y no del contacto físico, de ser vulnerables y libres cuando están juntas. Es una escena cargada de simbolismo y de significaciones que van más allá de lo físico.

the handmaiden park chan wook

1. Blue Is the Wharmest Color (2013)

Este controversial filme ganador de la Palma de Oro, inspiró manifestaciones en su estreno en el 2013. Con tres escenas sexuales para elegir, la primera (con una duración cercana a los 7 minutos) es la que presenta el mayor golpe. Léa Seydoux (La Vie d´Adèle, 2013) y Adèle Exarchopoulos (La Vie d´Adèle, 2013) merecen medallas por la gran resistencia que mostraron durante la interminable escena. Pero, una de las cosas más sorprendentes es que, sin importar su duración, el espectador se mezcla con la sensación de sensualidad e inevitablemente. El naturalismo utilizado por Abdellatif Kechiche (La Vie d´Adèle, 2013) permanece durante toda la película impactando a todos. Sin duda, Blue Is the Warmest Color es el modelo a seguir para las películas LGBT.

Blue is the Warmest Color

 

Trad. EnFilme

Fuente: IndieWire 

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Imágenes. Una guía visual del elenco de ´The...
SIGUIENTE
NOTAS
Video. La intersección del cine y las artes...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Sacha Baron Cohen no será Freddie...


DE CULTO
Sin aliento


NOTAS
Invasión germana: 12ª Semana de Cine...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Una bella luz interior
    Isabelle es una mujer empoderada, exitosa, bellísima, sofisticada; no son la culpa o el remordimiento las anclas que le evitan encontrar...
  • Sin amor
    Reseña: A partir de la ruptura de un matrimonio y utilizando el paisaje desolado de las afueras nevadas de Moscú como telón...
  • Entrevista. Una conversación...
    Pituka Ortega habla sobre el alcance del IFF Panamá
  • El Proyecto Florida
    Reseña: El más reciente filme de Sean Baker es una muestra extraordinaria de cómo, valiéndose de los recursos del...
  • Everardo González: 'Nosotros...
    `Nos hemos convertido en una sociedad indolente. Que tiene un umbral muy alto frente a la indignación. Necesitamos escenas muy brutales para...
  • Ambulante inauguró su...
    Ambulante inauguró en Oaxaca su 13ava. edición.
  • Competencia Internacional...
    En este espacio compartiremos nuestras primeras impresiones sobre cada uno de los largometrajes que integran la Competencia Internacional del 8º...
  • Una mujer fantástica
    Reseña: Un drama extremadamente sensible, elegante, íntimo y silencioso, pero con una fuerte carga expresiva, sobre el proceso del...
  • El hilo fantasma
    Phantom Thread es, antes que todo, una historia de amor. Retorcida, sí, cómo negarlo, pero historia de amor, de uno memorable.
  • La forma del agua
    Reseña: 'The Shape of Water' se disfraza de película clásica del Hollywood de los sesenta, pero en realidad es un...
 
 
enfilme © 2018 todos los derechos reservados